El 25/10/16 el Papa Francisco prohíbe esparcir las cenizas de los difuntos en cualquier sitio que no esté santificado.

Así que si quieres tirar las cenizas en el mar, en el bar, o tenerlas en tu casa, localízalo en el mapa y santifícalo.

Porque si el mundo está santificado, podremos tirar las cenizas donde absolutamente nos dé la gana.

Santifica un lugar